emdr adolescentes

La adolescencia es una etapa del desarrollo que supone la transición de la niñez a la edad adulta. Es un momento evolutivo importante, ya que da paso a la adaptación psicológica del individuo a las demandas del mundo adulto y a la maduración de la personalidad.

Muchos jóvenes atraviesan esta etapa con dificultades debido a que el proceso de búsqueda de la identidad propia y reafirmación de la personalidad es un trabajo que puede resultar abrumador. Durante este período, el/la adolescente desarrolla sus valores, se plantea decisiones relacionadas con su futuro y muchos comienzan a explorar su sexualidad. Además de los cambios a nivel psicológico, esta etapa va acompañada de importantes cambios biológicos y hormonales que pueden hacer más difícil la transición y cambios corporales que aumentan la inseguridad del adolescente.

Por otro lado, el proceso de cambio y formación de su personalidad va a verse afectado por la búsqueda de la aprobación de sus iguales. Los amigos se convierten en lo más importante, por encima de los padres, de los que tienden a separarse en busca de su independencia. Esta transición a la madurez puede caracterizarse también por vivir las emociones más intensamente, y por tener altibajos emocionales por lo que es probable que el adolescente muestre sus discrepancias y oposiciones expresándolas de forma brusca. Todo esto puede dar lugar a que el adolescente no sepa manejar su situación y que manifieste diferentes conductas problemáticas y disfuncionales, requiriendo entonces de ayuda profesional.

La mayor parte de los jóvenes no suele buscar terapia por iniciativa propia, debido al miedo del estigma o al desconocimiento. Es común que sean padres, profesores o amigos quienes lo aconsejen. Es importante hacer comprender al adolescente que acudir a terapia no implica que uno esté “loco” o padezca necesariamente un trastorno, sino todo lo contrario: es un indicador de madurez emocional y responsabilidad para con uno mismo, pues no todo el mundo es capaz de plantarle cara a sus miedos.