Scroll Top

LIMBIC SALUD – LA SALUD ES INSEPARABLE DE LAS EMOCIONES

dependencia-emocional

Depender emocionalmente significa no ser capaz de sentir tranquilidad, seguridad o calma estando solo, esa sería la imagen más clara de la dependencia emocional. Es parecido, en cierta manera, a la dependencia a una sustancia: sin esa sustancia la persona se siente incapaz de llevar el día a día. La dependencia centrada en una relación tiene su propia química cerebral.

¿Por qué se produce este tipo de dependencia?

Es un tanto largo de explicar -al igual que la dependencia a sustancias-, normalmente proviene de problemas en los vínculos más tempranos, es decir, en la relación con las figuras de apego (los adultos que están al cargo) durante la infancia. Esta dependencia puede ser algo que la persona, ya adulta, identifica con carencias en su infancia, pero también puede darse sin esa identificación de carencias, es decir, sin la consciencia de esa carencia, ya que, por ejemplo, puede provenir de problemas en el vínculo en momentos pre-verbales (problemas durante el embarazo, durante el parto, en la crianza y muchas otras circunstancias). Que algo no haya sido visto no significa que no exista. La regulación emocional (la capacidad de sentir seguridad o tranquilidad, de manejar la adversidad) es algo aprendido a través de la regulación que los adultos proporcionan durante la infancia. De padres ansiosos y preocupados no suelen derivar personas tranquilas y reguladas.

¿Cómo se puede identificar a una persona con dependencia emocional?

Si no se es capaz de estar tranquilo (regulado emocionalmente) sin estar acompañado, si se prefiere estar en relaciones que producen más daño que beneficio, si las emociones dependen de tener compañía o no, o si se está pendiente del estado de Whatsapp o de las redes sociales de alguien y eso afecta al estado emocional, probablemente haya una dependencia emocional.

¿Qué diferencias existen entre el amor y la dependencia?

Bueno, otra pregunta de la que podríamos estar hablando horas, pero podríamos resumir la respuesta en algo muy sencillo. El sentimiento de amor, en una relación entre iguales, suele tener que ver con la reciprocidad, la empatía, el respeto a la individualidad de cada componente de la pareja. El amor no hace sufrir, la dependencia, sí. Es fácil distinguir el sufrimiento de la paz. El amor está relacionado con la plenitud, la dependencia con la carencia. Otra cosa es lo que cada uno se pueda contar respecto a sus relaciones. Y no estamos hablando de amor romántico, sino de amor recíproco, en el que puede haber dificultades, crisis, pero con los valores y características que comentaba antes.

¿Cómo se puede acabar con la dependencia emocional?

La terapia psicológica ayuda a la toma de consciencia de este tipo de problemas, al procesamiento de las experiencias que llevan a esa dependencia, al desarrollo de recursos personales para superar esa “adicción”. Hay muchas posibilidades, técnicas y recursos para salir de ahí.

Dejar un comentario