Curar la depresión. Un ejemplo para la esperanza.

La historia de Martin Pistorius es absolutamente impresionante. No es una exageración decirlo así. Escucharle explicar cuan difícil ha sido su vida durante tanto tiempo, me lleva a pensar en las personas que están clínicamente deprimidas; ver y  escuchar a Martin Pistorius puede darles un empujoncito, ser un motivo para salir del ostracismo en el que su trastorno las ha sumido. La esperanza es intrínsecamente humana.