Los beneficios de moverse

Los riesgos ocultos de la vida sedentaria y una fácil solución.

Este vídeo está  en inglés, pero no es un problema si no hablas inglés. En LIMBIC SALUD lo hemos traducido, en forma de texto, para ti. No puedes perdértelo. Vamos allá.

Ahora mismo, probablemente estás sentad@ mirando este vídeo y estar sentado para verlo, probablemente está bien,  pero cuanto más rato permanezcas quiet@, más se agitará tu cuerpo, esperando el momento en que te levantes de nuevo y lo lleves a dar una vuelta

Esto puede sonar ridículo, pues a nuestro cuerpo le encanta estar sentado ¿verdad? en realidad, no. Permanecer sentad@s durante un rato breve puede ayudar a recuperarnos del estrés o de la actividad física, pero nuestro estilo de vida hace que estemos más tiempo sentados que moviéndonos, y nuestro cuerpo, no está hecho para una existencia tan sedentaria.  De hecho, en realidad, es justo al contrario.

El cuerpo humano está hecho para moverse y la prueba de ello la tienes en su propia estructura: dentro de nosotros tenemos alrededor de 360 articulaciones y cerca de 700 músculos relacionados con nuestro esqueleto que permiten un movimiento fluido y fácil. La estructura física de nuestro cuerpo nos permite mantenernos de pie, erguidos, contra la fuerza ejercida por la gravedad. Nuestra circulación sanguínea depende de nuestro movimiento para que sea apropiada. El movimiento beneficia a nuestras células nerviosas y, nuestra piel es elástica para moldearse con nuestro movimiento. Así que si cada centímetro del cuerpo está preparado y listo para que te muevas ¿qué ocurre cuando no lo haces?

Vamos a empezar con el problema de la espalda: tu columna vertebral es una estructura larga hecha de huesos y discos cartilaginosos que se encuentran entre esos huesos (las vértebras), las articulaciones, los músculos y los ligamentos que están pegados a la columna, la mantienen unida en una estructura. Una forma común de sentarse es con la espalda curvada y los hombros caídos hacia delante, una postura que ejerce una presión desigual en la espalda, con el tiempo, esto desgasta y desgarra tus discos, y sobrecarga determinados ligamentos y articulaciones, y crea tensión en tus músculos que se estiran para acomodarse a esa postura curvada. Esta postura también encoge el pecho, lo cual hace que tus pulmones tengan menos espacio para expandirse cuando respiras. Esto es un problema, porque temporalmente limita la cantidad de oxígeno que tus pulmones filtran y que después pasa a tu sangre.

Envolviendo el esqueleto, están los músculos, nervios, arterias y venas, que forman las capas de tejido blando. Sentarse aplasta, presiona y comprime, y estos tejidos más delicados sienten esa embestida del acto de sentarse. ¿Alguna vez has sentido entumecimiento e hinchazón en tus piernas cuando te sientas? En las áreas que estén más comprimidas, nervios, arterias y venas se pueden bloquear, lo cual limita la señal nerviosa y causa el entumecimiento y reduce la circulación de la sangre, lo que aumenta el entumecimiento.

Permanecer setad@ durante mucho tiempo, también desactiva la lipoproteína llamada lipasa, una enzima que se encuentra en las paredes de nuestros capilares  sanguíneos y que elimina las grasas en sangre. Así, cuando te sientas no estás quemando las grasas que sí se queman en movimiento. 

¿Qué efecto tiene todo esto sobre el cerebro? La mayoría del tiempo, probablemente, te sientas para usar tu cerebro, pero irónicamente, permanecer sentado mucho rato va en contra de ese objetivo. El sedentarismo reduce la circulación sanguínea y la cantidad de oxígeno en sangre. El cerebro necesita oxígeno para mantener la atención, así que el nivel de concentración no será profundo pues con menos oxígenos el cerebro funcionara más despacio. 

Por desgracia, los efectos de la vida sedentaria no son solo a corto plazo. Estudios recientes la relacionan algunos tipos de cáncer y problemas de corazón, y puede contribuir al desarrollo de diabetes, problemas renales y hepáticos. De hecho los investigadores ha hallado que, a nivel mundial, la inactividad causa alrededor del 9% de muertes prematuras al año. Eso es más de 5 millones de personas. Este hábito tan dañino, tiene el poder de afectar a nuestra salud, pero afortunadamente, la solución a esta amenaza es simple e intuitiva: si no tienes opción y debes estar sentad@, intenta estirar tu columna y cuando tengas oportunidad muévete un poco, quizá puede ponerte un recordatorio para ponerte de pie cada media hora (...) De hecho ¿por qué no te levantas y te estiras justo ahora? Invita a tu cuerpo a dar un paseo, te lo agradecerá después.