Terapia de Pareja

La pareja feliz no es la que no tiene problemas, sino la que sabe solucionarlos.

Terapia de Pareja

Las personas somos únicas, diferentes. El paso del tiempo, y la forma en que nos relacionemos con nosotros mismos y con los demás, puede afectar a la percepción de aquello que nos hace felices.

En la pareja se invierte tiempo, afectos, esfuerzos e ilusiones. La labor del terapeuta de pareja consiste en guiar a  la pareja hacia una relación emocionalmente inteligente (la Inteligencia Emocional es una habilidad para mejorar y comprender nuestras emociones y las de quienes nos rodean de forma más conveniente y satisfactoria). La terapia de pareja ayuda a gestionar las emociones y los pensamientos negativos de forma que puedan aflorar los positivos.

terapia de pareja.jpg

En terapia de pareja se detectan, evalúan y tratan las pautas disfuncionales. Algunos ejemplos de pautas disfuncionales son: faltas de respeto, hablar con desprecio o ironía, críticas no constructivas, infidelidad, falta de gestión de la rutina, frialdad afectiva,  violencia verbal y física, celos injustificados, dificultades en el reparto de las tareas domésticas, diferencias importantes en la educación de los hijos.

Otras áreas de la terapia de pareja, son la terapia del divorcio (ayudar a los miembros de la pareja a desvincularse emocionalmente) y la mediación familiar, que trabaja con los conflictos familiares para llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes (custodia de los hijos, vivienda familiar, distribución de bienes materiales).